La OMC & el FMI: restricciones a los suministros médicos

Ante la pandemia del COVID-19 a nivel mundial, la Organización Mundial del Comercio (OMC) y el Fondo Monetario Internacional (FMI) solicitan trabajar en conjunto para obtener mejores resultados de forma más rápida y evitar una propagación mayor del virus.

La OMC fomenta la apertura del comercio, es decir, es un espacio en donde los gobiernos de diferentes países tienen la posibilidad de negociar acuerdos comerciales y resolver conflictos mediante las normas comerciales que promueve dicha organización. Por ello, su objetivo principal es el flujo libre del comercio sin afectar a otros.

Mientras que el FMI tiene como fin coadyuvar en el funcionamiento de la economía mundial, así como, brindar apoyo mediante fondos de financiamiento temporal a aquellos países miembros que lo soliciten con el propósito de superar sus conflictos económicos.

Por lo tanto, en conjunto sus objetivos principales destacan: fomentar la expansión y crecimiento del comercio mundial, la estabilidad de tipos de cambios y la corrección de los problemas de balanza de pagos de los países miembros.

A causa de la pandemia mundial, se han tomado ciertas medidas en relación con las importaciones de productos médicos:

• Reducción de derechos de importación.
• Reducción de procesos de despacho de aduanas.
• Nacionalización de requisitos de concesión de licencias.

De tal forma, así como se establecieron ciertas medidas en las importaciones, es necesario que también se apliquen en las exportaciones de productos médicos para facilitar el combate provocado por la pandemia del COVID-19.

Las normas comerciales mundiales existen desde hace algunos años, sin embargo, ambos organismos incitan a ser solidarios frente a la pandemia y moderar las medidas que actualmente cada país tiene para fomentar mejoras en la distribución y funcionamiento de la actividad comercial cotidiana, de lo contrario se generarán efectos negativos.

Las consecuencias de las medidas actuales son:

• Perturbación en las cadenas de suministro.
• Minimización de la producción.
• Escasez de productos en ciertas regiones.

Kristalina Georgieva, Directoria Gerente del FMI y Roberto Azevedo, Director General de la OMC, solicitaron a los países a trabajar de forma conjunta en el ámbito económico comercial.

Dentro de las propuestas que ellos proclaman se encuentran:

• El restablecimiento de empleados.
• Fortalecimiento del crecimiento económico.
• Menores restricciones tanto en las importaciones como en las exportaciones de suministros médicos y alimentos.

Es esencial facilitar las exportaciones de productos como medicamentos, equipos de protección y ventiladores para combatir el COVID-19 de forma mundial. Por ello, la participación de la OMC como intermediaria juega un papel fundamental al facilitar la eliminación de ciertas restricciones temporales para la exportación cuyo fin es aligerar la escasez.

En 80 países se establecieron restricciones a las exportaciones ante la pandemia mundial. Sin embargo, a principios de abril solo algunos miembros (contando a la Unión Europea como uno solo) han notificado agilizar las exportaciones de productos como resultado del Covid-19. Dichos países son:

• Australia.
• Bangladesh.
• Colombia.
• Costa Rica.
• Egipto.
• Unión Europea
• Corea del Sur.
• Kirguistán.
• Tailandia.
• Ucrania.

Con base en los países anteriormente mencionados, los productos con mayor restricción en exportaciones son:

• Protección facial y ocular.
• Prendas protectoras.
• Guantes.
• Sanitizantes y desinfectantes.
• Farmacéuticos.
• Alimento.
• Equipo médico-ventiladores.
• Kits de prueba de Covid-19.
• Jabón.
• Papel higiénico.

Para lograr una eficiente cadena logística de suministros, es necesario aprovechar las redes de producción y distribución. Por lo tanto, si se trabaja de manera conjunta en la esfera global, la recuperación mundial será más rápida y con menos estragos.

Relacionados

Deja tu comentario Los campos requeridos están marcados *

Contamos con oficinas en

CDMX, Querétaro y Manzanillo.