UNA PERSPECTIVA COMERCIAL Y LOGISTICA 2020

El inicio de un nuevo año implica cambios y ajustes en la dinámica global comercial, así como sucesos inesperados e impredecibles que crean situaciones de tensión y nuevos desafíos en la cadena logística de suministro y para la economía global.

 

Las tensiones comerciales

Son las principales factores entres Estados Unidos con diversos países como China y México, para el caso específico del país asiático se estima que en este primer bimestre 2020 se defina el acuerdo comercial que permitirá finalizar paulatinamente la guerra comercial que se ve reflejada mediante la imposición de aranceles a diversas mercancías intercambias entre estos países durante los últimos meses.

Diversas estadísticas internacionales señalan que el panorama para el 2020 es un crecimiento económico mundial modesto y regular, donde la globalización funge un papel importante en la comercialización y distribución de productos y servicios a diversos puntos geográficos, sin embargo, la ralentización global entre los flujos comerciales y el crecimiento económico generará una disminución comparada con el año pasado.

 

Por otra parte:

La tensión nacional comercial con el país vecino del norte ha disminuido con la ratificación del T-MEC por parte del Senado de Estados Unidos, ahora sólo faltando la aprobación del gobierno de Canadá. El tratado entrará en vigor el primer día del tercer mes después de que el último socio comercial notifique que ha concluido sus procedimientos internos de aprobación, por lo que esto podría ocurrir al inicio del segundo semestre de 2020.

 

El T-MEC

Traerá beneficios comerciales en las operaciones comerciales de importación y exportación, así como la generación de empleos y atracción de inversiones. En cuestión de cifras se estima que América del Norte se consolide como una economía preponderante, con más de 22.2 billones de dólares de Producto Interno Bruto y más de 490 millones de habitantes.

 

La reactivación comercial y económica del país

La ratificación y aprobación, brindará certidumbre a los agentes económicos, en estimación se prevé un crecimiento de 2.7% en las exportaciones del país. Adicional a las operaciones comerciales, la detonación y crecimiento estará en niveles de empleo y sectores industriales.

Las ventajas competitivas y realidades comerciales se verán potencializadas no inmediatamente, sino a finales del año 2020 o principios del 2021 por lo que el incremento en el comercio e inversiones serán tardías.

Asimismo, México debe preparar y considerar los cambios estructurales y reconfiguración de diversos sectores industriales como automotriz, eléctrica y electrónica, así como los cambios laborales, por lo que nuestro país debe poner en agenda los cambios e impactos del T-MEC para evitar retrocesos y no cumplimiento de las obligaciones adquiridas. En AS Consultores estamos listos para enfrentar todos los retos que este año presente, permitenos ayudarte.

Relacionados

Deja tu comentario Los campos requeridos están marcados *

Contamos con oficinas en

CDMX, Querétaro, Manzanillo y Barcelona, España.