TOP10 en comercio exterior del 2019

Continuando con el TOP 10 de las noticias más relevantes de Logística y Comercio Exterior que hace unos días empezó mi compañero Adrián Guzmán en el blog de AS Consultores, vengo a compartirles otros 5 momentos que sin duda formaron parte importante de nuestro 2019, un año de intensos cambios, grandes incógnitas, situaciones álgidas y un optimismo popular que – a mi parecer – se antoja un poco distanciado de la realidad.

Sin entrar en mayor debate, aquí cinco momentos más que impactaron fiscal y operativamente en la operación logística, aduanera y de comercio exterior de nuestro país en 2019:

 

TOP10 #1. Estímulos fiscales para la región fronteriza norte.

El último día de 2018 el Gobierno Federal publicó una serie de mecanismos ideados con la intención de fortalecer la economía de los contribuyentes de la frontera norte de nuestro país, en un esfuerzo por estimular y acrecentar la inversión, fomentar la productividad y contribuir a la creación de fuentes de empleo en dicha zona durante todo 2019 y 2020.

Dichos mecanismos consistieron, por un lado, en un crédito del 50% de la tasa impositiva de IVA, lo que quiere decir que siempre que se vendan bienes o se presten servicios en establecimientos ubicados en la frontera norte del país, se transferirá una carga fiscal de solamente el 8% al comprador de los bienes o servicios, en comparación con la tasa del 16% que se paga en el resto del territorio nacional. Por otro lado, se consideró además un crédito fiscal equivalente a la tercera parte del ISR causado en el ejercicio o en los pagos provisionales; lo que implica que los contribuyentes que realizan actividades comerciales en el área de la frontera con los EE. UU. pagarán solamente dos tercios del ISR que a dichas actividades corresponda.

 

TOP10 #2. La batalla por hacer el aeropuerto de Santa Lucía.

Tras hacer una “consulta” y cancelar el aeropuerto de Texcoco, el Presidente de México echó a andar el proyecto de hacer un aeropuerto en Santa Lucía, e informó que el Ejército se encargaría de su construcción, con una inversión estimada de 75 mil millones de pesos.

Entre acusaciones a la oposición quien, según los datos del Presidente, carece de sustento técnico y actúa bajo intereses políticos para sabotear la obra, los juicios de amparo presentados por la cancelación del de Texcoco se siguen litigando y, por mientras, la CDMX tiene un aeropuerto que se inunda, repleto de vuelos retrasados y con una infraestructura completamente insuficiente para el volumen de operaciones que el país demanda.

 

TOP10 #3. La guerra arancelaria de Trump, la migración imparable y la protección a la industria acerera nacional.

Aunque se suponía que el conflicto entre México y los EE. UU. que protagonizó en 2018 había terminado después de un ir y venir de aranceles y medidas de salvaguarda entre ambos países, en mayo de 2019 Trump amenazó nuevamente con imponer aranceles a “todos los bienes” originarios de México a partir del 10 de junio, a menos que se detuviera el flujo de indocumentados en toda la frontera con el país vecino. El gobierno de López Obrador acordó un plan en el que México se comprometió a reducir el ingreso irregular de migrantes desplegando a elementos de la Guardia Nacional en toda la frontera sur, conteniendo así a la amenaza americana.

En paralelo, cabe también resaltar como uno de los cambios relevantes del año en materia arancelaria el relativo al acero pues, en septiembre de 2019 el Gobierno Federal publicó un Decreto por el que se determinó que el arancel del 15% aplicable al acero de cualquier origen se iría eliminando progresivamente durante los próximos 5 años, es decir: a partir de septiembre de 2021 el arancel sería del 10%, a partir de septiembre de 2023 del 5% y finalmente, a partir de agosto de 2024 las importaciones de acero estarán exentas.

 

TOP10 #4. Negociaciones de cara a la ratificación del T-MEC.

En la misma línea de la guerra arancelaria, las exigencias de la administración de Trump de cara a la ratificación del T-MEC obligaron a nuestro país a agilizar la aprobación de la reforma laboral, ciñéndola al artículo 23 del nuevo Tratado entre México, Estados Unidos y Canadá. Así, el pasado mes de mayo se publicó lareforma a alrededor de 500 artículos de la Ley Federal del Trabajo, en su mayoría referentes a fortalecer la justicia laboral y la libertad sindical, así como los requisitos que deben contener los contratos individuales de trabajo.

Luego, tras más de un año de negociaciones, se acordaron en diciembre varios cambios al texto original para que pudiera ser ratificado por el Congreso estadounidense:

En materia laboral, México no admitió la inspección de fábricas, pero se admitió la verificación de sus estándares laborales por “expertos independientes”, so pena de sanciones.
En materia ambiental, se incluyeron severas normas ambientales y mecanismos para vigilar su cumplimiento.
En materia de salud, la revisión incluyó la eliminación de normas que exigían a los tres socios otorgar al menos de 10 años de exclusividad para drogas biológicas, lo cual facilitará el rápido ingreso de genéricos al mercado y la reducción de precios.
La fabricación de autos fue un elemento clave. Para ser comercializados sin aranceles, el T-MEC exigirá que el 75% de la composición de los vehículos sea originaria de la región (en el TLCAN la tasa era del 62.5%). Asimismo, se prevé que entre el 40 y 45% de debe ser fabricado por operarios que ganen al menos 16 dólares por hora.
Por cuanto ve al Comercio Digital – que no existía cuando nació el TLCAN – el TMEC prohíbe aplicar derechos aduaneros a bienes distribuidos digitalmente como software, juegos, libros, música y películas, restringiendo la potestad de los gobiernos de forzar a las compañías a revelar la propiedad del código fuente o imponer restricciones sobre dónde pueden ser almacenados los datos.
Se incluye una “Cláusula China” que parece pensada para impedir que México o Canadá busquen un acuerdo mejor con dicho país, en el sentido de disponer quesi un signatario busca un acuerdo de libre comercio con una economía no considerada como “de mercado”, las otras partes pueden cancelar el acuerdo trilateral e instaurar uno bilateral.
Cláusula crepuscular. El nuevo acuerdo regirá durante 16 años, pero se revisará cada seis. Si las partes deciden renovarlo, regirá por otros 16 años; pero si surge un problema, se abre un periodo de 10 años para negociar una solución que, de no alcanzarse, el T-MEC expirará.
TOP10 #5. Entrada en vigor del TIPAT.

El 30 de diciembre de 2018 entraron en vigor en nuestro país las Reglas para la aplicación del Tratado Integral y Progresista de Asociación Transpacífico (TIPAT), mismas que han regido la operación aduanera de dicho tratado durante todo 2019.

Dentro de los objetivos más relevantes del TIPAT se encuentran la integración económica para liberalizar el comercio y la inversión con países donde previamente no se ha contado con un tratado de libre comercio, como Malasia, Vietnam, Singapur, Brunei, Australia y Nueva Zelanda; la aplicación de un Derecho de Trámite Aduanero a tasa fija, un listado de desgravación para preferencias arancelarias y bienes restringidos, cuatro formas de determinar el origen de las mercancías y la posibilidad de que el importador certifique el origen de los bienes.

¡No se pierdan nuestro podcast de este mes con el resumen de los momentos más relevantes del comercio exterior en nuestro país de este año!

Relacionados

Deja tu comentario Los campos requeridos están marcados *

Contamos con oficinas en

CDMX, Querétaro, Manzanillo y Barcelona, España.