Logística en la Cuarta Transformación

El gobierno federal actual ha emitido el decreto de manera definitiva para la disolución y desaparición de las Zonas Económicas Especiales (ZEE), que impulsarían un desarrollo socioeconómico y clústeres industriales en el sureste del país.

 

Las siete ZEE se establecerían estratégicamente en: Puerto de Chiapas, Coatzacoalcos, Lázaro Cárdenas, Progreso, Salina Cruz, Campeche y Tabasco. Ahora para impulsar el desarrollo y crecimiento económico y como parte del plan económico de la actual administración, se priorizará en proyectos de desarrollo regional, como el Tren Maya, la refinería de Dos Bocas y el Corredor Transístmico.

 

¿Qué eran las ZEE?

 

La Ley Federal de Zonas Económicas Especiales publicada en 2016, establecía que las ZEE tenían como principal objetivo:

Impulsar el crecimiento económico sostenible que, entre otros fines, reduzca la pobreza, permita la provisión de servicios básicos y expanda las oportunidades para vidas saludables y productivas, en las regiones del país que tengan mayores rezagos en desarrollo social, a través del fomento de la inversión, la productividad, la competitividad, el empleo y una mejor distribución del ingreso entre la población.

 

El punto central que forzó a la desaparición de las ZEE se enfoca en la NO eficiencia y NO inversión para el interior de las zonas o la aplicación de fomentos públicas productivas y de equipamiento urbano por parte de los municipios o gobiernos estatales.

La crítica de especialistas en el Desarrollo Humano, señalan que la creación de varias zonas económicas no permite la competencia entre éstas ni se concentra el desarrollo.

¿Cuál es la estrategia para el desarrollo económico del sureste?

 

El Parque ALIS (Agrologístico Industrial del Sureste) ubicado en Coatzacoalcos, Veracruz se perfilaba para convertirse en administrador integral de una ZEE. Sin embargo, la burocracia por parte del Servicio de Administración Tributaria (SAT) imposibilitó su alcance, por lo que se solicitará la devolución de la inversión privada que participó en el proyecto de las ZEE.

 

¿Qué pasa con los nuevos proyectos?

 

Los nuevos proyectos para revertir la eliminación de las ZEE se enfocarán en el Programa para el Desarrollo del Istmo de Tehuantepec, así como el fomento al Tren Maya y Refinería de Dos Bocas, proyectos de infraestructura del gobierno actual que se encuentran en el marco del Plan Nacional de Desarrollo 2019-2024.

Las proyecciones para la implementación y ejecución de los proyectos se tienen contempladas en enero y febrero de 2021. En el caso específico de las operaciones del Corredor Interoceánico del Istmo de Tehuantepec, se restaurarán varios kilómetros de vía ferroviaria que comunican los puertos de Coatzacoalcos y Salina Cruz, Oaxaca, así como una inversión de tres mil 900 millones de pesos, según fuentes de información federal.

Con el desarrollo y fomento al Corredor Interoceánico se espera el incentivo como competencia con el Canal de Panamá para una opción de cruce terrestre, disminuyendo el tiempo de traslado de mercancías en un 50%, actualmente el tránsito es de ocho horas.

 

Finalmente

Es necesario precisar que los objetivos y alcances son similares a los de las ZEE, que incluso se puede decir un mismo proyecto con un nombre diferente, ya que se pretende:

 

“Impulsar el crecimiento económico y el desarrollo sostenible; crear zonas libres para atraer inversiones del sector privado y propiciar el ordenamiento territorial de la región.”

 

El punto central NO debe ser desviado, lo primordial es incentivar, fortalecer y crear programas de acuerdo a las necesidades de la región, englobando las esferas multidisciplinarias en su estudio y análisis para la ejecución de programas, se espera que este nuevo reordenamiento y reestructuración económica del sureste mexicano sea viable y convincente para y en beneficio de la sociedad y economía mexicana.

Relacionados

Deja tu comentario Los campos requeridos están marcados *

Contamos con oficinas en

CDMX, Querétaro y Manzanillo.