¡Registra tu marca!

Tu marca es el signo distintivo de tu trabajo.
No solamente es el nombre, logotipo, diseño, slogan – y/o la combinación de todos ellos – que te representa, sino que es además una herramienta que al identificar al producto o servicio que vendes, lo diferencia de los de tus competidores.

Tu marca ayuda a construir y preservar la reputación y fama de tu producto o servicio, a darle un valor en el mercado, a hacer tu negocio más atractivo de cara a futuros inversores y a desarrollar publicidad y lealtad hacia el trabajo que realizas, no solamente entre tus clientes, sino en general, entre tus socios comerciales.

¿Por qué registrar?

El registro de una marca le concede a su dueño el derecho exclusivo de impedir que cualquier otra persona ajena comercialice productos o servicios similares a los suyos con una marca idéntica, o con una similar que pueda ocasionar confusión entre los consumidores.

Si tu marca no está debidamente protegida, cualquiera podría registrarla para su propio beneficio, haciendo con ello mal uso de tu identidad, tus actividades y tu clientela, pudiendo incluso multarte por el uso de una marca registrada que, al menos en el plano jurídico, NO te pertenece.

¿Y cómo se registra una marca?

Lo primero que tienes que hacer es tener muy claro cuál es el producto o servicio que vendes, así como sus alcances, nombre y –preferentemente–, diseño original.

Después debes protegerla, como ya dije, registrándola ante el Instituto Mexicano de la Propiedad Industrial (IMPI), para lo cual debes seguir una serie de pasos:
Definir en qué CLASE la registrarás.
Hacer una BÚSQUEDA para verificar que no existan ya otras marcas similares en esa misma clase.
Asegurarte de que la marca cumpla con los REQUISITOS LEGALES.
Presentar una SOLICITUD de registro.
PAGAR al IMPI los derechos que correspondan.
Esperar por la AUTORIZACIÓN y posterior expedición de tu título de registro de marca, monitoreando el número de expediente que el IMPI te asignará.

Una vez que mi marca esté registrada, ¿estará protegida para siempre?

El registro de tu marca te confiere la propiedad de la misma y su protección por un plazo de 10 años, aunque puede renovarse en forma indefinida, por plazos iguales.

Ahora bien, el que cuentes con un título de registro de marca no quiere decir que jamás tendrás un problema de propiedad intelectual, pero sí que nuestro sistema legal te reconocerá derechos, por lo que ante alguna controversia (como casos de abuso, piratería, robo de identidad, etc.), podrás presentar los recursos administrativos y judiciales necesarios para solicitar su protección y/o castigar a quienes hagan mal uso de ella.

¿Y qué hago si alguien está ya haciendo mal uso de mi marca?

Acércate a nosotros. Somos abogados expertos y te podremos aconsejar, AS-esorándote dependiendo del problema que enfrentes.

También gestionamos los trámites necesarios para el registro y protección nacional de tu marca desde $6,800.00 más IVA*, o desde $8,900.00 más IVA*, tratándose de registros internacionales.

*No incluye pago de derechos.

Bárbara Tello
Abogada
AS Consultores

Related posts

Leave your comment Required fields are marked *